Los Tudor

Un foro de rol dedicado a ésta dinastía que pasó a la historia.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña









Últimos temas
» Registro de Grupo
Vie Nov 12, 2010 10:57 pm por Darina Krassimirova

» Registro de Hogar
Vie Nov 12, 2010 10:55 pm por Darina Krassimirova

» Registro de Avatar
Vie Nov 12, 2010 10:53 pm por Darina Krassimirova

» Darina Krassimirova, Zarina de Rusia
Vie Nov 12, 2010 10:52 pm por Darina Krassimirova

» Marie Anne Lemarcks.
Dom Sep 19, 2010 7:57 pm por Marie Anne Lemarcks

» Amor aliquando etiam nocet [María Bolena & Jane Seymour]
Mar Ago 31, 2010 12:33 pm por Jane Seymour

» Confesionario
Mar Ago 31, 2010 12:11 pm por Jane Seymour

» ¿Qué escuchas en estos momentos?
Dom Ago 29, 2010 10:15 am por Catalina de Aragón

» Francisco I
Jue Ago 26, 2010 10:24 pm por Francisco I

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Sáb Jul 13, 2013 2:51 pm.









http://vampire-diaries.foroactivo.com/forum.htm/ Image and video hosting by TinyPic
Kingdom of Darkness
Albright University Image and video hosting by TinyPic Dirty, So Dirty Photobucket   Thes Ashes of Awakening

Comparte | 
 

 Tostadas, café y...

Ir abajo 
AutorMensaje
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Tostadas, café y...   Dom Ago 15, 2010 11:18 pm

Me desperté al mediodía. La luz del sol que entraba por la ventana iluminaba mi cara, y mi melena caía sobre la almohada y mis hombros. Aparté las sábanas y las mantas. Mi cuerpo estaba cansado. Había sido una noche ajetreada, y muy, muy larga. Posé los pies en el suelo y empecé a caminar lentamente. De repente, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo. Solo llevaba el picardías de la noche anterior, muy poca ropa para una mañana de invierno. Cogí una manta y me cubrí con ella, luego, bajé a por algo de desayunar. Tenía que darme prisa, ya que quedaba poco tiempo antes de que la casa se abriera para los clientes.
Las escaleras rechinaban bajo mis pies, y empecé a notar el calor de la chimenea, así que apresuré el paso y bajé casi corriendo. Mi tía, desde la cocina, me regañó por correr al sentir mis pasos sobre la vieja madera. Estaba preparando tortitas, y otras dos chicas ya estaban sentadas a la mesa, cotilleando sobre los vecinos, comiendo tostadas y bebiendo café. Aunque no hubiera mucho dinero, mi tía no quería que ninguna de sus chicas se quedara famélica, así que la alimentación se había vuelto un tema primordial para ella.
De repente, mientras me sentaba junto a ellas, oímos como alguien golpeaba a la puerta. << Voy yo>>, dijo mi tía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Galway

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Dom Ago 15, 2010 11:33 pm

¿Qué fama tenían las alemanas? Mucha, de eso no había duda, la cuestión es, ¿cuanto por una? Una de mis sirvientas había muerto recientemente, mientras me hallaba de viaje en Alemania, y las nuevas se extendían muy rapidamente. Sabía de un lugar donde comprar una nueva sirvienta, y posiblemente, mucho más joven que ella. Chasqueé la lengua mientras avanzaba, tranquilamente hacia la casa indicada para después, tras unos minutos de hablar con mi escolta, un único hombre bien armado, llamar a la puerta. Esperé unos minutos en silencio hasta que finalmente, oí pasos, y para concluir, una voz femenina que me abre, tras ello:

-Muy buenos días, o bueno, tarde. Siento molestarla, pero, ¿es usted...? - la miré rápidamente, analizándola con la mirada, y sin duda, mi mente se puso a funcionar cual reloj en cuestión de minutos. -¿... la bella dama que regenta esta casa? Estoy interesado en comprar unas cuantas sirvientas, y llevármelas de viaje a Escocia, Inglaterra, ya sabe, esos sitios perdidos de la mano de Dios - ironicé bromeando, pero, simplemente, terminé por esbozar una ligera sonrisa.

No me atreví a entrar, no sin permiso, y finalmente, opté por mantenerme callado, esperando una respuesta por parte de la "joven" dama que me había abierto la puerta, con una tranquilidad muy particular en mi, como era casi costumbre. Sin duda alguna, no sería una de las concubinas, pero desde luego, había que ganarsela si quería comprar algo, y sin duda, algún día, se arrepentiría de se comentario y de esas atrevidas miradas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Dom Ago 15, 2010 11:53 pm

Oí a mi tía hablar con alguien. << Un cliente>>, pensé. Pero la conversación se alargaba demasiado para estar en lo cierto. Terminé mi tostada y le di otro trago a mi café. A las otras chicas, también les empezaba a extrañar. Mi tía no era una persona que simpatizara demasiado con la gente, en cuanto una conversación le aburría o le parecía impertinente, la cortaba tajantemente. Por eso los del barrio solo se dirigían a ella para lo estrictamente necesario, aunque al fin y al cabo, era solo una parte, a las mujeres no les gustaba acercarse allí si no era para algún negocio, cada vez que se acercaban, no podían evitar pensar en toda la lujuria y sexo que había allí dentro cada día, y tampoco podían evitar preguntarse si sus maridos regentaban aquella casa.
Terminé mi café y fregué la taza. Me acerqué al marco de la puerta sin que mi tía me viera, para intentar averiguar qué pasaba. Aún así, solo podía oir palabras sin sentido, excepto cuando alzaba más la voz de la cuenta. << No, no y no. ¿De qué voy a comer yo si no?>>, le hoy exclamar. Acto seguido, oí la voz de un hombre responder.
No podía aguantar más la curiosidad, y decidí salir a ver que pasaba. Aunque con paso dubitativo, me acerqué a la puerta. En cuanto mi tía me vio, no dudó en regañarme. << ¿Qué haces ahí mirando? Aprende a no meterte donde no te llaman, niña>>.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Galway

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Dom Ago 15, 2010 11:59 pm

-Mujer, por lo que yo le pague por una de sus mujeres, podrá pagarse tres lo menos, ¡es un negocio redondo, por Dios! - exclamé con una sonrisa. Sin duda, la discusión había empezado cuando la mujer se negó, pero yo insistía, incluso doblando el precio. Me lo podía permitir, así que, ¿qué más daba? Chasqueé la lengua ante las reacciones de la mujer, y opté siomplemente por encogerme de hombros ante tal interrogatorio de motivos y razones por las que gustaba de comprarle una de sus concubinas, aunque yo simplemente, ya lo tenía todo bien claro. Ahora, sin duda podría comprobar que aquel sitio, solo era para hombres. De seguro que las mujeres ni se acercaban, por si la loca esta...

De repente, observé a una de las chicas, que sin duda, se asomó para ver que demonios hablábamos. La analicé, rapidamente, mirándola de arriba a abajo y silbé descaradamente, para después mirar a la mujer y sonreir ligeramente:

-Eh, preciosa. ¿Qué me diriais si os llevo a ver Inglaterra y Escocia? - pregunté seriamente, ignorando a aquella mujer por completamente para centrarme en la concubina. -Voy muy en serio, si me dices un sí, te pago una fianza, eres libre y te vienes conmigo. Obviamente, vendrías para servirme, soy un noble de Escocia, pero, oye, más que aqui tendrás, creeme - dije muy seriamente, aunque no pude evitar recibir una reprimenda por parte de la mujer aquella.

Suspiré, negando en silencio para alzar mi mano, y forzar a la mujer a quedarse callada durante unos segundos, aunque, siguió errre que erre:

-Usted dirá, simplemente, pienseselo, y si gusta... - comenté.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Lun Ago 16, 2010 12:10 am

Escuché con atención la propuesta de aquel hombre...desconocido. En mi mente se oyó una risita al pensar en dejarlo todo e irme con él. Pero acto seguido me di cuenta de que no era tan descabellado. La idea me empezaba a resultar realmente seductora. Él, era un hombre atractivo y, por lo visto, tenía dinero. Seguramente, podría concederme una vida muy distinta de la que había llevado hasta ahora.
-Eh... ¿sí?-dije riendo dubitativamente. Nunca podría estar segura al cien por ciento de algo como esto, y aunque había un gran espacio en mi cabeza en el que yacía la idea de que todo podría volver a estropearse...
De repente, mi tía, armó en cólera. Me dio una bofetada en la mejilla y comenzó a gritar como una posesa. << ¡Yo! ¡Tú única familia! ¡Que tuve que cargar contigo! ¡Que soy la única que...!>>. Su voz en mi cabeza se percibía distorsionada. Cada vez que se ponía así, yo tendía a desconectar y dejar de oir lo que decía, al fin y al cabo, siempre era lo mismo. No podía hacer si no frotarme el rostro, ahora completamente inexpresivo y enrojecido con la mano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Galway

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Lun Ago 16, 2010 12:18 am

-¿Eh, si? ¿Qué clase de respuesta es esa? - reí un segundo y negué en silencio. -Voy en serio, tendrias que servirme eso si. Pero tendrías una habitación propia, comida, agua, un techo. ¡Bonitos paisajes sin duda! ¡Y luego un tiempo libre para ir a charlar con otros sirvientes o a emborracharte! - afirmé rotundamente, pues eso, entre mis paredes, era cierto, así era yo con tal de ganarme el favor de mi gente.

Pero en cuanto observé que su tía, o lo que fuera, le dió un fuerte golpe, agarré con fuerza la mano de su tía y gruñí:

-Señorita, cada golpe a la mercancía, se me será reembolsado para darselo a ella en compensación, ¿me entiende? - dije muy seriamente. -Dígame un precio, o déjela a ella decidir, o al menos, déjeme un momento a solas con ella para que, intimemos algo - dije, aunque, en mi mirada, sin duda se percibía la mentira. No iba a ir con esa intención desde luego, tal vez eso ya en Londres, pero sin duda, en caso de que ella se negara, y a vistas de lo que lo deseaba la chica, estaría dispuesto a planear una buena fuga.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Lun Ago 16, 2010 12:32 am

No pude evitar sonreir tras sus palabras. Mi tía me vio y roja de la ira, me quitó la manta y me empujó fuera de la casa. << ¡Desagradecida! ¡Pues te echo! ¡Fuera, ingrata!>>
Alguna gente de la calle se había quedado mirando, y otros, se habían asomado a la ventana ante tal espéctaculo. Las otras chicas decidieron salir al fin a ver que pasaba, aunque gracias a los gritos de mi tía poco quedaba por averiguar ya. Oía a algunas mujeres murmurar, pero daba completamente igual, que no habrían dicho ya sobre esa casa y quienes estábamos dentro.
-Pero...-fue lo único que pude decir. Estaba asimilando demasiadas cosas a la vez y mi cabeza no parecía muy ágil aquel día.
Empezaba a tener mucho frío, y mi cuerpo no dejaba de tiritar. Iba casi desvestida,además, descalza, y aquella era un frío día de invierno. << ¡No te quiero ver más! ¡Más te vale que así sea, porque si no...! ¡Que se habrá creído esta que...>>, continuó vociferando mientras las otras chicas la metían en la casa y cerraban la puerta. Una de ellas se me quedó mirando con cierta tristeza en los ojos, luego, desvió la mirada hacia el hombre que había a mi lado, y sonrió. En ella me pareció leer, felicidades. Una media sonrisa se asomó en mi cara.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Galway

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Lun Ago 16, 2010 12:45 am

El espectáculo que se originó, sin duda alguna, llamó en poco tiempo la atención de mucha más gente, que sin duda, estaban al tanto de las "aventuras", del burdel de aquella localidad. Fue tal la manera en la que echó a la chica, que hasta a mí me sorprendió. Hasta yo oia los gritos, y más de una vez, incluso algun improverbio en alemán. Observé a la chica, semidesnuda, en la calle. No lo dudé ni un instante, y yo, que llevaba un abriigo, la abracé por la cintura y la atraje hacia mí, pegándola hacia mi con fuerza para que al menos ganara calor de mi.

-¡Sam! ¡Ve y compra un abrigo y ropa para la señorita! ¡Pasamos aqui la noche y nos largamos a Inglaterra otra vez! - le dije a mi acompañante, que en cuanto le di las respectivas ordenes, echóa a caminar nuevamente, con rapidez por la chica. Y seguía escuchando gritos, y sin duda, una de las chicas, se quedó mirándonos, y me sonrió, y a ella, bueno. Devolví la sonrisa y miré un segundo a la chica que sin duda, sería mi nueva sirvienta.

-Bueeeno, no te voy a engañar, creo que estarás mejor que ahí. Mi nombre es John Galway, conde de Galloway, mucho gusto, señorita desconocida - sonreí. -Y bueno, no te voy a engañar. Tendrás que limpiar para mi, y hacer muchas cosas para mi. Algunas tal vez te gusten - dije divertido, guiñándole un ojo a la chica. -Pero eso si, tendrás una habitacion propia, ropas propias, comida para ti, bebida, lo suficiente para llevar una buena vida - sonreí. -Aun estás a tiempo de quedarte, así que, tú dirás
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Lun Ago 16, 2010 12:59 am

Su calor hizo que dejara de tiritar. Y me reí. Hacía tiempo que no me reía.
-Claro que me voy contigo, ¿qué te crees? Y no tengo ningún problema en trabajar, todo lo que has mencionado ya lo hago aquí-dije devolviéndole el guiño y riendo nuevamente-Aunque...-dije volviendo la mirada hacia la casa-Algunas cosas importantes para mí se han quedado ahí, algunas me recuerdan cosas...
El otro hombre llegó al poco rato con todo y me lo dio.
-Mmm... no me pienso cambiar aquí delante así sin más.
El cielo se tornaba oscuro y poco a poco estaba comenzando a nevar. La gente había seguido se había dispersado y habían continuado con sus tareas, ya no había nada que ver. Aunque seguro que la noticia correría por la barrios colindantes durante algunos días. Suspiré aliviada. No creía que fuera a echarlo de menos, aún así, algo de mí se quedaba aquí. Lo poco que tenía estaba aquí, lo poco que conocía estaba aquí, pero al fin y al cabo, ahora estaría mucho mejor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Galway

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Mar Ago 17, 2010 8:26 am

Chasqueé la lengua, pensativo, aunque su risa me sacó de mis pensamientos, para que con total tranquilidad clavara mi mirada en ella, ladeando ligeramente la cabeza observándola y escuchándola hablar por su parte. Asentí unicamente ante sus palabras, incluso comprendía que ahí dentro, dejaba muchas cosas, pero, era su elección a fin de cuentas, una elección en la que yo, simplemente dí un pequeño empujoncito, nada del otro mundo.

Sam, volvió rapidamente con un vestido de mujer, no muy caro, ni muy barato y se lo entregó a la joven en silencio, sin decir nada más por miedo a despertar en mi algunas cuantas palabras que hicieran mención a que cerrara su maldito pico:

-Obviamente, venga conmigo a mi hospedaje y allí ya hablaremos de esto - comenté, para después, aun teniéndola agarrada y pegada hacia mi, eché a caminar con total tranquilidad hacia la posada, aunque sin duda, aceleré el ritmo en cuanto vi que todo se estaba preparando para una de las famosas nevadas alemanas, de esas en las que el frio congelaba la sangre de las venas, o al menos eso decían muchas personas, pero, ¿quien era él para cuestionar aquellas cosas? No tardamos ni 10 minutos en llegar al sitio en cuestión. Estaba vacío, mejor para ella y para mi. Subimos las escaleras sin decir gran cosa y en cuanto estuvimos en mi habitación, le dije a Sam que se fuera a la suya.

Entramos y simplemente, miré a la chica:

-Bueno, no es un palacio, pero para pasar la noche valdrá. Bien, hmmm, ¿me salgo para que te cambies, no? - reí ante la obviedad, divertido y pícaro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Mar Ago 17, 2010 10:22 am

Me quedé mirando unos segundos hacia la ventana, la nieve ya caía sin cesar, pura y brillante, sobre las calles. Pero yo ya no tenía frío, así que era bonito verla caer y acumularse en el suelo poco a poco. Aquella era una habitación acogedora y bonita. Cogí el vestido que me iba a poner, lo miré y lo volví a subir la vista:
-Sí, no podeis ver cambiarse a una señorita así como así-sonreí. Hacía tiempo que no decía eso a un hombre, y la verdad es que me resultaba tontamente divertido.
Cuando salió de allí, me quité el picardías y me puse el vestido lo más rápido que se podía poner un vestido de aquella época, era de un color azul mar. Pero no podía atarlo yo sola por lo que abrí la puerta para llamar a... John para que me ayudase.
-¿Podriais echarme una mano?-dije agarrándome el pelo y apartándolo, dejando mi espalda al descubierto.
Mientras me hice una trenza que me llegaba por casi la cintura con mi melena de color chocolate y la até con un nudo hecho con mi propio cabello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Galway

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Jue Ago 19, 2010 8:57 pm

-Vaya, que pena, ¿no creeis milady? - bromeé divertido, ya en su habitación, cruzándome de hombros desde el lugar en el que me encontraba. Sonreí ligeramente para después, chasquear la lengua, y salir de la instancia. Pasaron largos minutos, hasta que finalmente, la puerta se abrió, y la chica,m me pedía su ayuda. Enarqué una ceja ligeramente, mientras entraba nuevamente y cerraba la puerta con lentitud, para después, observar a la mujer en silencio.

Avancé un par de pasos, en completo silencio, situándome muy próximo a ella, tras ella. Sonreí ligeramente y besé su cuello con suavidad, divertido ante su nueva adquisición. No fue un beso en toda regla, simplemente, una caricia con sus labios, mientras mis manos, llegaban a su cintura, para después, ir a su cordones.

-¿Permitís a este "anciano", decirle que está preciosa esta mañana? - sonreí divertido, mientras los ataba con suavidad. -Decidme, señorita, ¿cuantos años teneis? La belleza ha llegado a vos sin duda alguna - sonreí ligeramente, para finalmente, atar los cordones de su vestido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Jue Ago 19, 2010 10:40 pm

Me mordí un labio con suavidad al notar su beso sobre mi cuello, haciendo que un escalofrío recorriera todo mi cuerpo. Luego, noté como terminaba de atar los cordones del vestido, cuando lo hizo me di la vuelta y dejé la trenza caer en cascada sobre mi espalda y mis hombros. Sonreí ante su comentario.

-Diecisiete. Y si me permitís...-dije rodeando su cuello con mis brazos. Luego, rocé mis labios con los suyos, hasta acabar besándole mientras jugaba con su pelo. Qué interesante hormigueo mezclado con un extraño ardor sentía al besar a un hombre por propia voluntad. Cuando me separé, aparté un mechoncito de cabello de su cara. -¿Podría saber cuántos años tenéis vos?-pregunté al empezar a bajar por su mejilla con el dedo, luego a su cuello... La verdad que no parecía muy mayor, o era que tenía un tipo de atractivo que me despistaba, me provocó una risita ese pensamiento en mi interior, o eso creía yo, a veces no podía evitar exteriorizar lo que me ocurría por dentro, pero la mayor parte ni siquiera me daba cuenta.

Eso me hizo recordar algo que... no era demasiado agradable. Hacía tiempo que me había apartado de cualquier tipo de relación más compleja de lo que eran en mi trabajo, y esto se salía bastante de lo normal. Y me impuse el mismo objetivo que hace unos cuantos meses, no pensar nada que tuviera que ver con... él. Suspiré lo más suave y silenciosamente posible, sin que prácticamente se notara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Galway

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Dom Ago 22, 2010 10:03 pm

En cuanto acabé con ella, aparté mis manos y las coloqué en mi cintura con tranquilidad, observando el trabajo bien hecho que habían logrado hacer mis manos. Se giró, y la observé en silencio, al igual que su melena, callendo sobre su espalda y sus hombros cual catarata. Escuché su edad y tampoco me extrañó mucho, ¿para qué negar lo contrario? Por lo general, y vistas las condiciones de vida de la chica, eso era lo más, ¿adecuado?

Pero me sorprendió la gran confianza que cogió en mi cuando rodeó con sus brazos mi cuello y finalmente, rozaba con sus labios los mios hasta que me acabó besando, jugueteando con mi pelo. Poco tiempo y, ¡ya ves! Tal vez simplemente causaba ese efecto en las mujeres, o simplemente, que ella estaba agradecida por sacarla de aquella patetica vida, mientras, con suaivdad, ella recorría con su dedo mi mejilla, y cuello.

-Treinta años, recién cumplidos, según dicen, la edad del experto - sonreí divertido. -Y mi pregunta, milady es, ¿a qué se deben esas agradables y tal vez placenteras muestra de confianza? - añadí pícaro, mientras mi mano acariciaba su cintura con suavidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Violet Von Metzger

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   Lun Ago 23, 2010 7:34 pm

Sonreí y me quedé unos segundos pensando en qué decir.

-Bueno... tal vez sea mi manera de ser agradecida-dije un poco más cohibida-Aunque si no quereis que lo haga...-dije desviando la vista aunque sin poder evitar una sonrisita divertida.

En realidad, no sabía si estaba siendo demasiado lanzada a pesar de que nos habíamos conocido aquel mismo día. Pero, ¿qué podía hacer yo aparte de eso para agradecerle lo que acababa de hacer por mí?, pensé mientras agradablemente notaba sus manos acariciando mi cintura. Además, me resultaba bastante atractivo, y tenía treinta años, aproximadamente la edad que yo había estimado. De pronto, una pregunta surgió en mi cabeza. ¿Estaría casado? Porque al fin al cabo mi trabajo consistiría en ser una criada más con ciertos derechos, aún así, era algo que no se me había pasado por la cabeza. Aunque la mayoría de lo que ahora podía llamar "antiguos" clientes engañaban a sus mujeres, nunca había sido de forma tan directa, y esperaba que esta no fuera la primera.

-Mmm...-musité dubitativa- ¿...estáis casado? Es solo curiosidad, no por... nada más-dije sintiéndome un poco torpe.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Tostadas, café y...   

Volver arriba Ir abajo
 
Tostadas, café y...
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Prologo]Un café bajo la sombra del Faro más grande del mundo
» Un poco de café...[Priv. Airi]
» Despertar con Aroma a Café (Thor)
» Tomando un café.
» OBJETIVOS 2015- CAFÉS BAQUÉ

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Los Tudor :: Otros Reinos :: Alemania :: Casas del pueblo-
Cambiar a: